miércoles, 6 de enero de 2016

Las 4 mejores películas tan malas que son buenas

Soy un gran fan de las buenas películas malas. Mis favoritas no son las "malas a propósito", como las películas de "mosntruos" completamente inverosímiles (Sharknado, Sharktopus, etc.) o las que buscan a propósito el gore o lo asqueroso (como The Human Centipede).

Mis favoritas son aquellas en las que el director intentó hacer algo realmente bueno, pero le salió tan mal que la película terminó siendo una comedia sin quererlo. Son perfectas para verlas con un grupo de amigos, para burlarse y reírse de sus fallos garrafales. Son películas tan malas, que son buenas. Estas son las 4 que más me gustan (de momento):

4. Birdemic (2010)

Una sensación de los últimos años, Birdemic se hizo mundialmente famosa por sus terribles efectos especiales. Pero sus pésimas actuaciones, terrible guión, y sonido desincronizado no se quedan atrás. El director pretendió hacer un homenaje a Los Pájaros (de Hitchcock) y le salió un adefesio abismal. Sólo la dejo en última posición porque es difícil verla más de una vez. Entre sus muchos errores está un montaje horrendo que hace que cada escena dure más del doble de lo que debería, por lo que sus 105 minutos de duración parece que fueran 3 horas de puro dolor. Aun así, vale la pena ver al menos la primera mitad, para echarte unas risas.

3. Hard Ticket to Hawaii (1987)

Esta ridícula película del género de "explotación" de los ochenta (supuestas pelis de aventuras en las que cualquier excusa es buena para que una chica tenga que salir en pelotas) pasó a la historia por tener la escena de muerte más ridícula de todos los tiempos: ¡muerte por frisbee! Si bien las películas de "explotación" nunca buscaban ser buenas, Hard Ticket to Hawaii parece intentar algunas escenas de acción bien hechas, que terminan siendo terriblemente ridículas cuando ocurren cosas como que alguien se proteja de las balas enemigas con una muñeca hinchable, o que maten a una serpiente con un bazooka. Todo un hito del cine.

En un momento una de estas dos chicas dirá "pienso mejor en el jacuzzi", y será la excusa más sutil de la historia del cine para mostrar tetas.


2. Troll 2 (1990)

Considerada por muchos como la peor película de todos los tiempos, Troll 2 (ninguna relación con Troll, por cierto) fue un intento de película de terror que fracasó de forma absolutamente gloriosa. Con horrendas actuaciones, guión extremadamente estúpido y frases memorables, Troll 2 se convirtió en película de culto en los noventa, y lo sigue siendo hasta la actualidad. Sus visionados son eventos multitudinarios, y el fenómeno fue explorado en el documental "Best Worst Movie" (la mejor peor película), dirijido 19 años después del estreno por el actor que hizo de niño protagonista en la película original.

1. The Room (2003)

Cuando Troll 2 pensaba que sería insuperable como la peor película de la historia, llegó The Room. Un melodrama totalmente incoherente, escrito, dirigido y protagonizado por el incomprensible Tommy Wiseau, Actuaciones nefastas, argumentos secundarios que nunca se elaboran, personajes que aparecen a media película sin motivo aparente... The Room tiene todo lo necesario para que una película que buscaba ser un drama intimista sobre amor y traición se transformara en la mejor película mala de todos los tiempos.

El fenómeno fan de The Room es tan grande que a día de hoy (12 años después de su estreno) sigue llenando cines en todo el mundo. El co-protagonista escribió "The Disaster Artist", un libro sobre cómo se hizo la película, que es un best-seller ganador de varios premios. En el momento en que escribo este post se está produciendo la película basada en el libro, y espero que sea tan al menos tan buena como Ed Wood (de tema muy similar). Por cierto, a día de hoy aún no he visto "Plan 9 from outer space", la película que comenzó este fenómeno. ¿Debería verla? ¿Cuál es tu película mala favorita? Dímelo en los comentarios.

2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...