miércoles, 5 de septiembre de 2012

7 similitudes entre los "juegos del hambre" y la crisis europea


1. En los juegos del hambre hay 24 concursantes, pero los de los distritos más ricos normalmente se ponen de acuerdo y tienen menos posibilidades de verse afectados por el "baño de sangre" inicial. En la crisis europea hay 25 participantes, pero los más ricos normalmente se ponen de acuerdo y tienen menos posibilidades de verse afectados por las medidas de austeridad.

2. En los juegos del hambre tienes que seguir las reglas que impone el Capitolio. En la crisis europea tienes que seguir las reglas que impone el capital.

3. En los juegos del hambre al principio es fácil que haya alianzas para ayudarse a sobrevivir, pero según se va poniendo el tema más difícil todo se vuelve un sálvese quien pueda. En la crisis europea antes era fácil que hubiera acuerdos para ayudarse a progresar, pero según se va poniendo el tema más difícil todo se vuelve un sálvese quien pueda.

4. En los distritos es imposible no ver nada de los juegos del hambre, es lo único que pasan en el único medio de comunicación disponible y lo único de lo que habla la gente. Es la vida real es imposible no ver nada de la crisis europea, es prácticamente lo único de lo que hablan los medios y lo único de lo que habla la gente... Con la posible excepción del fútbol los domingos.

5. En los juegos del hambre, si haces cosas que provocan que les caigas bien a los más beneficiados del Capitolio, recibirás regalos que aumentarán tus posibilidades de supervivencia. En la crisis europea, si tomas las medidas que les caen bien a los más beneficiados del capital, recibirás dinero del fondo de rescate que aumentará tus posibilidades de supervivencia económica.

6. Para los beneficiados del Capitolio los juegos del hambre son algo sobre lo que se puede apostar, a ver si ganas algo cuando se muere el participante que dijiste que se moriría. Para los beneficiados del capital la crisis europea es algo sobre lo se puede invertir, a ver si ganas algo cuando quiebra el país que dijiste que quebraría.

7. A los ciudadanos de los distritos no les gusta que sus hijos sufran los juegos del hambre, pero lo aceptan y hacen poco más que verlo por televisión*. A los ciudadanos de Europa no les gusta que sus hijos sufran la crisis, pero la aceptan y hacen poco más que ver las noticias en los medios.

*Cuando avanza la trilogía los ciudadanos hacen bastante más que eso, pero me parece que aquí se acaban las similitudes.

Acabo de imaginar un triángulo amoroso entre Merkel, Hollande y Rajoy, y de pronto entendí por qué preferimos la ficción a la realidad.


NOTA FINAL: sí, lo sé, este post no me quedó muy gracioso precisamente. Ya sabéis que a veces pasa.

2 comentarios:

  1. No muy gracioso, pero a mí me gustó. ¿Ya te terminaste la trilogía?

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...