jueves, 9 de agosto de 2012

Elige tu propia aventura: eres el mesías

¡Primicia mundial! La serie de libros "Elige tu propia aventura", que tanto arrasó en los ochenta, tendrá una nueva y original versión de los tan celebrados volúmenes interactivos. Se trata de la edición especial de Pascua: "Elige tu propia aventura: eres el mesías".

Mientras los medios de dudosa credibilidad insisten en preguntarse por qué una edición de Pascua en pleno agosto, Humor por Horas, con la seriedada que caracteriza a este blog (ejém), ha accedido en exclusiva a algunos fragmentos de dicho libro. Y ahora ofrecemos estos fragmentos en primicia a nuestros lectores, porque somo así de buena gente. Esto es lo que se puede esperar en el próximo "Elije tu propia aventura: eres el mesías".


(Página 2)
Como ser supremo y creador del universo, has decidido encarnarte en una figura de aspecto terrenal para transmitir tu mensaje en el mundo y limpiar a los seres humanos del pecado original. Si lo haces bien, conseguirás ser más popular que Horus, Júpiter y Tutatis todos juntos. Pero para lograr este objetivo tienes que hacer una entrada espectacular, algo que sea realmente llamativo.

Si decides transformarte en una palomita mística y crecer luego como humano en el vientre de una virgen en oriente medio, pasa a la página 17.
Si decides encarnarte en una partícula subatómica y esperar a que los humanos creen un acelerador de partículas para crecer en él, pasa a la página 38.
Si decides transformarte en una mosca tsé tsé y crecer luego como sátiro en el vientre de una cabra de Los Andes cuyo pastor es zoofílico, pasa a la página 24.

(Página 46)
 Los maestros de la ley, y los fariseos, te traen a una mujer a la que han sorprendido cometiendo adulterio. Te dicen que la ley dice que hay que matarla a pedradas. Todos te miran a ver qué opinas.

Si dices que el que esté libre de pecado tire la primera piedra, pasa a la página 104.
Si dices que la lapiden y le quemen la cara, y luego te acuestas con tu sobrina de once años, pasa a la página 82.
Si te sacas el pene, lo muestras a todos y dices "aquí manda mi zipote y mi zipote dice que la furcia se queda", pasa a la página 8.

(Página 31)
Cuando llegas a la orilla del mar de Galilea las personas que te siguen ya son cuatro mil hombres (sin contar a las mujeres y a los niños, porque son más pequeños y te da pereza contarlos). Para comer hay siete panes y unos pocos peces. La gente tiene hambre.

Si decides multiplicar los panes y los peces para que todo el mundo coma, y que sobre incluso para hacer una barbacoa al día siguiente, pasa a la página 64.
Si te comes todos los panes y los peces, emites un sonoro eructo y luego dices a los demás que se dejen de molestar y te traigan una sal de frutas para la acidez, pasa a la página 45.
Si dices que hagan una lucha a muerte masiva en tu honor, y que los que sobrevivan se coman a los muertos, pasa a la página 91.

(Página 70)
Llevas muerto tres días, y te aburres. Lo de la crucifixión fue bastante bueno, pero hoy en día hay muchos criminales que mueren así. Te da la impresión de que deberías hacer algo más antes de terminar, como para destacar un poco.

Si resucitas y vas a ver a tus seguidores para soltarles un par de frases más para el recuerdo, pasa a la página 42.
Si sales de la tumba con tu carne putrefacta y te dedicas a comer los cerebros de los vivos, pasa a la página 97.
Si te quedas bajo tierra, pero esperas a que el sepulturero pase cerca y te tiras un pedo con mucho ruido, a ver qué hace, pasa a la página 53.

(Página 38)
Te has encarnado en una partícula subatómica, pero tu plan ha requerido de una espera demasiado larga. En el siglo XXI después de Mitra los humanos están demasiado de vuelta de todo como para tragarse un mito nuevo. En el mejor de los casos tus adeptos conseguirán la popularidad de la cienciología o el movimiento raeliano. Tus aspiraciones de ser el personaje mitológico más famoso del mundo han fracasado, y ni siquiera venerando la masturbación conseguirás llegar a miles de millones de personas. Has perdido. FIN.

Si te gana este personaje es que no lo has hecho bien. (*imagen de Wikimedia Commons)

4 comentarios:

  1. Qué graciosos son los judios con la religión de otros.

    ResponderEliminar
  2. Los comentarios esquizofrénicos de los trolls religiosos siempre tienen cierto encanto. Pero para aclaración de los lectores que quieran mantener cierto contacto con la realidad, ni soy judío ni faltan en este blog burlas sobre el antiguo testamento.

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno, y no podía reírme fuerte para no despertar al resto de mi familia :D

    Orson Scott Card también trae tres alternativas en el episodio de la mujer adúltera, en cierta forma parecidas a las tuyas. Como es típico de él, van con moraleja religiosa y están muy bien escritas. Aparecen en el inicio del capítulo 16 de La Voz de los Muertos. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. "Si te sacas el pene, lo muestras a todos y dices "aquí manda mi zipote y mi zipote dice que la furcia se queda", pasa a la página 8."

    JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA, sos grande bro

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...