sábado, 24 de septiembre de 2011

Microrrelato: La sirenita culona

El príncipe mira al plato, donde los restos rojos yacen fríos sobre la loza blanca. Ariel se dirije a la despensa, en busca de algo más con lo que saciar su apetito. La tierra firme le da hambre, y desde que ya no se pasa el día entero nadando no hace nada para quemar las caloríás. Ya ni canta, lo único que hace es comer.

En algún momento, piensa el príncipe, se dará cuenta de que ya no queda más comida en la despensa. Y aún tiene el cuchillo en la mano. El mismo cuchillo con el que hace un momento cortó los trozos de Sebastián, que ya nunca volverá a cantar aquello de "Bajo del mar". En algún momento se dará cuenta de que no hay más comida, y entonces me mirará...

Mientras piensa esto, el príncipe no deja de preguntarse si Ariel, nacida bajo el mar, no desciende en parte de algún tiburón.

*Inspiración robada de este sketch.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...