domingo, 26 de junio de 2011

Microrrelato: Saber venderse

Él la miró con una sonrisa forzada.

- Vengo con conversación interesante, físico bien trabajado y sentido del humor de serie.

- ¿Traes extras? - preguntó ella, mientras lo miraba de arriba a abajo.

- Una noche romántica por semana, con cena a la luz de las velas incluida. El pack incluye también una sesión de masajes cada fin de semana.

- ¿Cuál es tu rendimiento?

- Al menos tres veces por semana, e incluyo tarifa plana de cunilingus. Tengo buena cobertura en camas, sofás, playas y piscinas.

- ¿Y en caso de fallos en el servicio?

- Garantizo un ramo de flores y una caja de bombones con cada petición de disculpas.

- Muy bien - dijo ella -. Me interesa, pero solo si me garantizas el recambio.

- ¿El recambio?

- Sí, dentro de dos años, cuando tus funciones se hayan quedado obsoletas, quiero cambiarte por uno nuevo.

Él la miró a los ojos y comprendió que los nuevos manuales de marketing tenían razón. Los consumidores se estaban volviendo cada vez más inteligentes.

2 comentarios:

  1. te obligan a saltar de operador en operador, al cliente fiel lo ningunean.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...