martes, 10 de mayo de 2011

Vivir en una portada de los Beatles, vivir en una sitcom o vivir en la realidad

Como ya os había comentado en mi último post, me he venido a vivir a Londres. Durante mi primera semana en la ciudad me dediqué básicamente a buscar un lugar para vivir, sobre todo después de que la reina no haya respondido a mi petición para que me dejara un rinconcito en el palacio de Buckingham (¡vieja tacaña!). A falta de capital para alquilarme un palacio para mí solo (o de comprarle a J.K. Rowling el que tiene en Escocia, que además me quedaba un poco lejos) me puse a buscar una habitación en un piso compartido.

Uno de los primeros anuncios que respondí resultó ser para un piso que estaba situado encima de un pub. Enseguida me acordé de la serie "How I met your mother", con su protagonista viviendo encima del pub donde toma cervezas con sus amigos. Me imaginé como Ted Mosby, buscando a la futura madre de mis hijos para luego contarle a ellos la historia de cómo nos conocimos a través de un mínimo de siete largas temporadas (sí, ya sé que van por la sexta, pero según he leído ya renovaron para al menos una más). Pero después pensé que en realidad a mí el personaje de la serie que más gracia me hace es Barney, y él no vive encima de un pub. Además, mis explicaciones sobre cómo conocí a las chicas con las que estuve suelen ser del tipo "coincidimos en la fiesta de un amigo" o "trabajábamos juntos", o incluso "me arrastraron a una discoteca de ambiente y ella parecía ser la única mujer heterosexual de la sala". Esas historias no solo no dan para siete temporadas de más de veinte capítulos, sino que en general no valdrían ni para un cortometraje. Bueno, eso, y que el piso era viejo y feo.

6 años y aún no hemos visto a la madre de sus hijos. ¡Eso es irse por las ramas y lo demás son tonterías!

Al día siguiente fui a ver un piso que estaba situado en plena calle Abbey Road. Sí, queridos lectores, la mítica calle de la foto de la portada del mítico disco de los míticos Beatles. ¡Qué mítico! Pensé que podría vivir allí y cruzar por ese paso de cebra todos los días, lo cual sin duda haría de mí una persona maravillosa y digna de admiración. Sin embargo, luego recordé que a mí en realidad siempre me gustaron más los Rolling Stones, y que de hecho del mítico disco "Abbey Road" la única canción que realmente me gusta es "Come Together". Bueno, eso, y que el piso era viejo y feo.

Además, fui a ver el cruce y los Beatles no estaba allí. Decepcionante, muy decepcionante.

De modo que al final opté por pasar de lo mítico y lo digno de una exitosa sitcom televisiva para mudarme a una casa normal y corriente al este de Londres. No tiene nada especialmente raro, pero es cómoda, bonita, está bien comunicada, mi habitación es muy grande y el precio está bien. Y en cuanto al toque especial y digno de ser narrado... Supongo que tendré que ir creándolo mientras viva aquí.

6 comentarios:

  1. Espero que te vaya genial en Londres,Alan :) Y que no eches demasiado de menos la comida española,yo estuve poco tiempo en UK pero volví a España con ganas de comerme un elefante xD

    ResponderEliminar
  2. ¡Todo el mundo quiere ser como Barney!

    Bueno, supongo que solo los hombres heterosexuales y además solo el personaje no el actor real.

    ResponderEliminar
  3. Barney es genial. Y tú tienes una suerte enorme viviendo en Londres. Esperamos tus actualizaciones y merecemos y exigimos un post sobre tus nuevos compañeros de casa.

    ResponderEliminar
  4. Londres es de mis ciudades favoritas, bien por ese cambio :D

    ResponderEliminar
  5. Gracias a todos por los comentarios.

    @Chixpy: yes, Barney rules!

    @Varg: de momento mis compañeras parecen bastante normales, pero espero con fe que surjan anécdotas que lo desmientan ;)

    ResponderEliminar
  6. Como fan de los Beatles, me siento en la obligación de escupirte: (inserte onomatopeya de escupitajo aquí)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...