domingo, 12 de diciembre de 2010

Los cuatro regalos más cursis que puedes comprar online

¿Cuál es el regalo más cursi que puedo hacerle a mi novia? Seguro que en más de una ocasión te has preguntado eso mismo. Y como en Humor por Horas estamos para solucionarte la vida, aquí te vamos a dar una selección de cuatro regalos tan asquerosamente empalagosos que harían que un unicornio vomitara ositos de gominola.

Y como además sabemos que no te gusta levantarte del ordenador ni para cagar, te ofrecemos regalos cursis que puedes comprar directamente a través de Internet. De nada.

4. Un globo hinchable con forma de corazón.

Hacerle a tu novia un regalo que tenga que hinchar ella misma ya demuestra por tu parte un nivel de empatía más bien escaso. Si el regalo en cuestión requiere además una gran cantidad de aire para hincharlo (como se deduce por el tamaño del mismo) entonces es que decididamente quieres muy poco a tu pareja, ya que quieres verla soplar hasta que se desmaye del mareo. Pero es que además en la descripción del regalo podemos leer lo siguiente: "All he/she will have to do get all your love is blow and blow". Creo que a estas alturas todos sabemos el otro significado que tiene en inglés la palabra "blow", ¿verdad? Pues eso, comprar algo cuya descripción dice que todo lo que tu chica tiene que hacer para ganarse tu amor es "blow and blow" es... Bueno, ahora que lo pienso, quizás no sea un regalo tan cursi después de todo.

2. Un osito de peluche con un corazón en la mano.

¿Es este el mayor cliché de la cursilería pseudo-romántica de todos los tiempos? Probablemente sí. Un osito de peluche con un corazón en la mano es algo que toda chica debería recibir con una cara de asco, o puede que incluso vomitando encima de la cara del repugnante individuo que le está dando tal obsequio. Pero es que si el osito en cuestión lleva además unos calzoncillos llenos de coranzoncitos entonces el asunto ya sobrepasa todos los límites de la decencia. En serio, los ositos de peluche NO deberían llevar calzoncillos blancos con corazoncitos rojos. Y por si te lo estabas preguntando, no, tú tampoco deberías llevarlos.

3. Un delantal que ponga "I love..." seguido de tu nombre.

Regalarle a tu novia un delantal, en los tiempos que corren, ya es como para que ella te responda dándote con un palo en la cabeza. Pero si además el delantal pone "I love..." seguido de tu nombre, el mero hecho de que te plantees semejante regalo sería motivo para que tus amigos, si es que realmente lo son, te internaran en una clínica psiquiátrica. Los delantales o las camisetas que declaran el amor por tu pareja derrochan un nivel de cursilería tan exagerado que sólo son apropiados para comedias protagonizadas por Jim Carrey. En cualquier situación de la vida real tal cosa demostraría tanta inseguridad que cualquier chica en su sano juicio tendría que cortar contigo en el momento mismo de ver el "regalo".

4. Una propuesta de matrimonio con un cartel tirado por una avioneta.

Hay algunas personas que parecen no distinguir del todo la realidad de las películas de Hollywood. Sin duda es en ese espectro de la población en el que encontraremos a individuos capaces de gastar quinientas libras esterlinas para hacer una de las mayores cursilerías que ha podido parir alguna vez la perturbada mente de un guionista. De hecho, personalmente ni siquiera entiendo por qué en las propias películas es tan importante que las declaraciones de amor se hagan de la forma más pública posible, aunque supongo que tiene algo que ver con darle a algo generalmente íntimo y personal un efecto un poco más "épico", por decirlo de alguna manera. Sin embargo, cualquier individuo que piense que semejante exhibición de sensiblería (que también sale en la ya mencionada comedia de Jim Carrey, por cierto) es algo que expresa cualquier sentimiento que no sea un desaforado histrionismo debería revisar rápidamente su concepto de romanticismo. En serio, los individuos tan dados a hacer públicas sus propuestas de matrimonio de una forma exageradamente recargada se merecen, sin lugar a dudas, que a las chicas les ataque un repentino rayo de sensatez y los rechacen delante de todos los presentes (y si además les dicen que les han puesto cuernos con su mejor amigo, pues mejor aún).


Y con esto terminamos la lista. Estos son los regalos más cursis que podéis hacer a vustras novias. Porque la línea que separa lo romántico de lo cursi es realmente delgada, y nunca está de más una buena guía para saber cuándo se la está cruzando.

ACTUALIZACIÓN (09/02/11): si hubiera sabido que estos guantes existían cuando escribí este post les habría dado una mención de honor.

4 comentarios:

  1. Blow and blow...
    Lo del corazón es sospechoso eh!!!

    ResponderEliminar
  2. En orden:

    1. Ese regalo es utilísimo para un tío si le convences de que el pitorro por el que hay que soplar no está precisamente en el globo. Cosas más raras se habrán visto en la historia de la tecnología.

    2. ¿Por qué lleva calzoncillos un peluche? ¿Por qué?

    3. Es un regalo pésimo, es como marcarme al fuego que estoy cocinando para un mangurrián. Aunque tiene su punto si te lo pones sin nada debajo, preparas un sandwich y luego ya te vas a comer. Lo que toque comer.

    4. Lo verdaderamente original sería una pancarta gigante con un mensaje prosaico, del tipo "fui a cagar pero no recuerdo si tiré de la cisterna, ¿puedes comprobarlo, amor de mi vida?"

    Moraleja: regalen libros buenos.

    ResponderEliminar
  3. En el punto nº 1, he querido decir "si la convences a ella".

    ResponderEliminar
  4. @Galia: ya te digo.

    @Perplejita: en qué estarías pensando para cometer precisamente ese error en el punto 1 ;) Por otra parte, me gustó tu idea para la pancarta XD.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...