sábado, 4 de septiembre de 2010

Los reyes del mambo y las inglesas "mayorcitas", un documental de ¿seducción?

En los pubs irlandeses de la Barceloneta, cerca de las playas de Barcelona, abundan seres extraños de todo tipo. Algunos de ellos, no todos, son denominados como "guiris" por los nativos de la zona.

En la escena que estamos presenciando, podemos ver como un grupo de "guiris" inglesas de avanzada edad son atacadas indecorosamente por un grupo menos numeroso de individuos de aspecto caribeño. Llevan camisas, pantalones y sombreros con los que podrían protagonizar un anuncio de Baccardi Mojito. Los denominaremos con el calificativo genérico de "los reyes del mambo". No sabemos el motivo que los impulsó a elegir al numeroso grupo de guiris como objetivo, pero podría ser que estén pensando que por su avanzada edad les costará más escapar.

En su estrategia de seducción uno de los reyes del mambo (que parece ser el alfa del grupo) lleva a dos de las guiris hacia una plataforma un poco más elevada en el bar. Realiza movimientos de incitación a la cópula similares a lo que otros estudiosos han denominado como "danza", pero con menos sentido del ritmo. Utiliza el sombrero y otros recursos físicos para hacerse pasar por simpático, algo especialmente práctico para los machos de la especie que no cuentan con unas proporciones suficientemente simétricas.

Otro de los reyes del mambo (al que llamaremos "beta") está manteniendo un intento de comunicación con otra de las guiris. Dada la incompatibilidad de lenguajes entre las dos especies, la comunicación se mantiene más a través de gestos y movimientos que de expresiones verbales. En diversos momentos los reyes del mambo traen a las hembras sus trofeos de caza, que en el caso de esta especie se trata de bebidas con alto contenido de alcohol. Las ofrendas parecen ser bien recibidas y tener un efecto muy positivo en la predisposición de las hembras.

Lamentablemente, las dos guiris la tarima parecen aburrirse rápido de los movimientos arrítmicos del macho alfa, y parecen más centradas en su falta de simetría general (además de la notoria ausencia de pelo en la zona superior del cráneo). La guiri de pelo corto, que estaba siendo cortejada por el macho beta, exhibe en cambio una predisposición sincera hacia la cópula. Sin embargo, el resto de las hembras del grupo parecen tener una percepción muy negativa del hecho de que sólo una de ellas vaya a aparearse esa noche.

Finalmente, y pese a los esfuerzos constantes de beta, las guiris del grupo se llevan con ellas a la hembra de pelo corto, y todos los machos del grupo de los reyes del mambo se quedan sin copular. Un triste final para unos individuos que parecían seriamente decididos a compensar sus carencias físicas con todos los métodos a su alcance, y que sin embargo fueron incapaces de conseguir el éxito al verse abrumadoramente superados en número.

4 comentarios:

  1. Ohh,¿soy la única que esperaba un video después de la explicación?u__uU

    ResponderEliminar
  2. Plumas brillantes. Siempre hay que tener a mano plumas brillantes.

    ResponderEliminar
  3. @Deena: es que habria estado raro que me hubiera puesto a filmarlos en medio del bar.

    @Mechicabota: eso habra sido lo que les falto a los reyes del mambo.

    (perdon por la ortografia, estoy con un teclado belga)

    ResponderEliminar
  4. Jajajaja, la verdad es que un vídeo hubiera sido la caña, pero vaya.
    Más mérito tiene contarlo sólo con palabras e imaginárnoslo exactamente como fue.

    Un saludo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...