domingo, 29 de agosto de 2010

Receta para una actuación de Leonardo DiCaprio

Tras haber visto recientemente la película "Inception" (traducida en España como "Origen"), apenas unos meses después de "Shutter Island", y recordando trabajos anteriores como "The aviator", "Catch me if you can" o "Gangs of New York", ofrecemos desde este blog la receta para una actuación de Leonardo DiCaprio.

Tiempo de cocción:

Unas dos horas y media.

Ingredientes (para varios millones de espectadores fácilmente impresionables):

- Un personaje carismático con dotes de liderazgo que no tenga respeto por la autoridad ni las leyes.
- Un trauma personal (relacionado con la familia más directa, a ser posible) que justifique la falta de respeto por la autoridad.
- Un desorden psicológico más autodestructivo que violento.
- Una relación de pareja disfuncional que provoque más tensión y riesgo que felicidad.
- Martin Scorsese (si no se dispone de Martin Scorsese, cámbiese por otro director de renombre que también tenga al menos una nominación al Oscar a sus espaldas).

Elaboración:

Poner en una cazuela mediana al personaje carismático en una situación que nos dé alguna pista sobre su ocupación, así como el tema central de la película. Añádase un vestuario desarreglado y un ceño fruncido (si se prefiere un sabor a comedia cambiar el ceño fruncido por una sonrisa pícara, pero que se siga notando que el personaje tiene un trauma, o se perderá el sabor característico de esta receta). Para darle un sabor más épico, sazonar con un primer plano del reflejo del personaje en el espejo con rostro preocupado mientras suda y/o se lava la cara (cualquiera de las dos vale, mientras tenga el rostro mojado). A lo largo de toda la cocción ir añadiendo más toques de ceños fruncidos, miradas de preocupación hacia el horizonte y un par de cucharadas de discusiones en voz alta contra personajes que se quedan tranquilos y no le responden en el mismo tono.

Ir removiendo en una sartén aparte a un personaje rival, a ser posible que represente a la autoridad y/o el orden establecido. Como ingrediente de este personaje se debe buscar un actor que no sea demasiado bueno si no se quiere eclipsar por completo el sabor de la receta (Tom Hanks, por ejemplo, debe ser evitado a toda costa). Añadir a la cazuela el trauma familiar y mezclarlo rápidamente para incorporar el sabor del impacto dramático. Los chefs más actuales recomiendan hacer esto cuando todo lo demás ya esté cocido, para dar al plato un toque de sorpresa final. Añadir la relación de pareja disfuncional de forma suficientemente traumática como para generar empatía en el espectador. Sazonar con el desorden psicológico autodestructivo y una pizca de daño físico puntual, doloroso pero no letal.

Presentación:

Se recomienda servir con un póster promocional con la cara del personaje con el ceño fruncido y cara de mal humor, como para parecer más interesante. Opcionalmente se pueden incorporar rumores sobre un Oscar (aunque bajo ningún concepto debe conseguirse algo más que una nominación).

Ejemplos de presentación: el ceño fruncido es fundamental.

Nota final:

Los chefs de mediados de los noventa elaboraron una receta inicial en la que esta comida se servía como postre, con un sabor mucho más dulzón (ver "Titanic" o "Romeo y Julieta"). En caso de que se quiera realizar esta opción recomendamos cambiar la relación de pareja disfuncional por un tradicional amor imposible debido a la oposición del entorno y/o las convenciones sociales. Por lo demás, ingredientes como la falta de respeto por la autoridad o el primer plano del personaje con la cara mojada deben mantenerse invariables.

*Platos anteriores de este blog: Receta para película del fin del mundo.

5 comentarios:

  1. aunque bajo ningún concepto debe conseguirse algo más que una nominación

    jajaja!

    ResponderEliminar
  2. Intensa; la mirada de DiCaprio es INTENSA.

    No entendés nada vos...

    =P

    ResponderEliminar
  3. Hummm, así que las interpretaciones de DiCaprio te parecen estereotipadas... Bueno, muchos artistas de cine han hecho una carrera más que fructífera, exitosa y de calidad a base de interpretaciones estereotipadas, pero para nada estoy pensando en Woody Allen... :-p

    PS: lo sé, lo sé, sacrilegio. Mis disculpas XD (lo de fructífera, exitosa y de calidad no es con sarcasmo, lo prometo).

    ResponderEliminar
  4. @Mechicabota: es verdad, el ceño fruncido siempre da un sabor intenso, me faltó ponerlo.

    @Perplejita: jajaja... Bueno, lo cierto es que Woody siempre hace el mismo personaje, casi literalmente, pero es que él no es un actor, así que tampoco le podemos pedir mucha variedad de registros.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, a DiCaprio bien sexy que le queda el ceño fruncido es sencillamente adorable !De infarto!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...