martes, 29 de junio de 2010

Bien por la caquita

Hace pocos días, debido a mi costumbre de ir por la calle con los oídos abiertos, escuché a un hombre decir a su perro "¡bien por la caquita!", frase llamativa donde las haya. Iba con unos amigos, nos giramos y comprobamos que el hombre le daba una galleta al can, como premio por haber defecado.

En un primer momento pensamos que cagar, por muy divertido que pueda resultar de cuando en cuando, no es una actividad que merezca ser premiada. Pero luego llegamos a la conclusión de que eso no tiene por qué ser así. Al fin y al cabo, ¿no es bonito que a uno lo feliciten de vez en cuando por hacer algo, aunque sea algo cotidiano? ¿No nos merecemos todos una palabra de apoyo cada día, incluso por algo inevitable como es sacarse la mierda de dentro?


¡Bien por la caquita!

Desde este blog quiero aprovechar la ocasión para sugerir un nuevo invento: el baño que felicita. Este baño no solamente nos diría "¡bien por la caquita!" cada vez que defecamos, sino que también ofrecería un aplauso si la deposición ha sido especialmente cuantiosa. Podría, también ofrecer un regalo a los varones que consiguieran orinar sin salpicar fuera, y las opciones añadidas podrían incluir cumplidos especiales, como por ejemplo un "¡qué bien has comido hoy!" cuando el usuario suelte una flatulencia con un aroma especialmente intenso.

El invento en cuestión también se podría configurar para ocasiones especiales, como una diarrea o un caso de estreñinmiento grave. En esta última situación nos iría dando palabras de apoyo como "¡vamos! ¡Un esfuercito más que ya sale!" y otras similares. En lo que a la diarrea se refiere, no por hacer la deposición más fácil merece que le quiten la felicitación. La frase en ese caso podría ser algo como "¡bien por llegar a tiempo!" (aunque en este último caso el baño debería detectar que el usuario no se ha ensuciado la ropa antes de llegar, porque entonces el comentario podría sonar a burla sarcástica).

Seguro que a ustedes se les ocurren muchas más opciones porque, seamos sinceros, el baño que felicita es un invento lleno de posibilidades muy interesantes.

*Post relacionado: idea para un gran invento.
**CC: la imagen utilizada la saqué de aquí.

3 comentarios:

  1. Mi abuela me cantaba cuando era pequeñita:

    ¡¡A mi me gusta cagar en alto,
    Para ver la mierda pegar un salto

    Y como cago tan a menudo
    por eso tengo tan ancho el culo!!

    Jajajaja, es algo normal, ¿no? Se deberia hablar mas de ello, y no intentar disfrazar tanto el acto de ir al baño a ...... bueno.. ya sabes... jajajajaja.
    Saludos desde Carabanchel (Madrid)

    ResponderEliminar
  2. Apúrate a patentarla antes de que te roben la idea!!!

    ResponderEliminar
  3. mmm me entraron ganas de ir al baño, ahora regreso

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...