miércoles, 31 de marzo de 2010

Métete el teléfono por el culo

No, queridos lectores, no se trata de que yo esté molesto con alguien que habla demasiado por su móvil y lo esté mandando a que se lo inserte por su orificio rectal. En absoluto. El título de este post hace referencia a lo que creo que le habrán dicho a las mujeres que iban a visitar a sus familiares a la cárcel de Picsi, Perú. Y es que me he enterado de que unas cuantas visitantes de dicha prisión intentaron introducir teléfonos móviles escondidos en la vagina y en el recto.

Como podréis imaginar, tal noticia generó en mi persona un número elevado de interrogantes existenciales, entre los cuales destaco los siguientes:

- ¿Cómo hace una persona para introducirse un móvil por el recto? (sobre la vagina no digo nada porque... Bueno, ¿habéis visto el monólogo de Micky McPhantom sobre las vaginas gigantes? Pues eso).

- ¿De qué tamaño eran estos móviles?

- ¿El aviso de llamada entrante estaba en modo vibración?

- Si la respuesta a la pregunta anterior es negativa, ¿cuál era la canción que sonaba si uno llamaba a estos móviles?

- ¿Y si sonaba justo en el momento en que intentaban entrar a la prisión, qué excusa se podía poner, "mis pedos suenan así"?

Este hombre está pensando hacer lo mismo con su
teléfono "vintage" y la idea lo llena de alegría.

- ¿Fue así como las descubrieron, por una llamada entrante?

- Si la respuesta a la pregunta anterior es negativa, ¿Cómo las descubrieron? ¿Les preguntaron si tenían móviles metidos por la vagina y ellas dijeron que sí? ¿Qué tipo de registros se hacen a los visitantes de las prisiones? ¿Se usan guantes de goma?

- ¿Podía una de estas mujeres llamar a otra de ellas sin quitarse el móvil del orificio? En caso de ser así, ¿le diría "mi vagina llamando a tu culo"?

En fin, de momento voy a dejar el tema. No, no es que no me motive seguir hablando de estas simpáticas visitantes de presidiarios y sus métodos de camuflaje telefónico. Pero seamos sinceros, este asunto no es demasiado importante. Lo más probable es que los móviles de esta noticia fueran, todos, una mierda.


*CC: la imagen usada en este post proviene de aquí.

3 comentarios:

  1. Probablemente les gustaba tanto que se mandaban sms y se llamaban a ellas mismas todo el tiempo!

    ResponderEliminar
  2. Seguramente las pillaron porque saltó el detector de metales...

    ResponderEliminar
  3. @Ramiro: hay que estar muy entrenada para poder teclear ahí.

    @Álvaro: esa sugerencia parece la más realista, por lo que la descarto completamente. Además, la idea de un formulario de preguntas para visitar una prisión que incluya "¿tiene usted un móvil insertado en la vagina?" me parece de lo más atrayente.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...