miércoles, 23 de septiembre de 2009

La cerveza y el calentamiento global

Llega a oídos de un servidor la noticia de que la calidad de la cerveza está bajando debido al calentamiento global. Cuidado, esto no es solamente una presunción alarmista de unos ecologistas radicales. Unos científicos de la República Checa hicieron un estudio que determinó que la concentración de ácidos alfa (responsables del sabor amargo de la cerveza pilsners) se ha ido reduciendo en un 0,06 % al año desde 1954 hasta ahora, lo cual necesariamente empeora de la calidad de la bebida.

¡Ahora sí que estoy preocupado! Porque hasta el momento lo del calentamiento global no me quitaba mucho el sueño que digamos. ¿Que sube el nivel del mar? Bueno, no pasa nada, hoy en día casi todo el mundo sabe nadar. ¿Que se extinguen varias especies de animales? Bueno, no pasa nada, al fin y al cabo de la mayoría de las especies que existen en el mundo ni siquiera me sé el nombre. ¿Que se estropean los cultivos? Bueno, no pasa nada, yo soy más de carne que de verdura. Pero que empeore la calidad de la cerveza... ¡¡¡Eso sí que es un problema!!!

¡¿Qué vamos a hacer si la concentración de ácidos alfa sigue bajando?! Porque una cosa es que yo hasta ayer mismo no supiera que dichos ácidos existían y otra muy distinta es que su futuro me resulte intrascendente. No, queridos lectores, esto no es para tomarlo a broma, ¡necesitamos ácidos alfa! ¿Y si el lúpulo sigue produciendo cada vez menos de estos ácidos en nuestro planeta, qué vamos a hacer? ¿Crear ácidos alfa de forma artificial? ¿Cultivar lúpulo en Marte?

Personalmente no tengo la menor idea de cuánto costaría llevar a cabo esta propuestas, pero lo que sí digo es que si nos queremos ahorrar ese coste hay que reducir cuanto antes las emisiones de gases contaminantes. Si no conseguimos detener el calentamiento global, si no podemos impedir que la calidad del lúpulo siga bajando, entonces me temo que producir una cerveza de calidad va a ser mucho más difícil, y eso sin duda implicará un encarecimiento en el coste de las cañas en el bar. Y eso, queridos lectores, es algo que ningún ser humano con un poco de aprecio por su planeta puede permitir.

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...