jueves, 30 de julio de 2009

Cuando los libros se ponen de moda

En el mundo en que vivimos absolutamete todo es susceptible de ponerse de moda. La literatura, evidentemente, no es un sector que pueda escapar a esta tendencia. Yo, que ya hace años que superé esa fase de adolescente contestatario en la que rechazaba automáticamente todo lo que se ponía de moda, aún siento a veces esa tendencia cuando se trata de los libros.

Aún recuerdo que a principios del 2004 era imposible ir por el metro de Barcelona sin ver al menos un par de personas leyendo "El código Da Vinci". Uno se sentía como el protagonista de una película de terror en la que de pronto todos los que rodean al personaje tienen el mismo aspecto. Era tan absolutamente imposible no ver la portada de esa novela varias veces por día que al final terminé por detestarla y tomar la determinación de no leerla. Pensé que si diez años más tarde la gente aún hablaba de ese libro, entonces quizás sí que sería algo más que un simple best-seller de moda y entonces cambiaría mi decisión. Pasaron apenas cinco años y ya casi lo único que escucho del libro en cuestión (cuando alguien lo menciona, cosa que pasa cada vez menos) son críticas.

Ahora la cuestión está pasando otra vez, pero con la saga "Millenium". Esto tiene un lado bastante más preocupante, y es que la saga en cuestión consta de nada menos que tres novelas, por lo que es de esperar que el asunto dure algo más que la otra vez. Si a eso le sumamos los carteles de la adaptación cinematográfica, la invasión de esta saga a los viajes en metro es de lo más contundente que hemos visto en los últimos años. Lo bueno, en cambio, es que su autor está muerto. No sabría decir muy bien por qué, pero eso hace que deteste esta saga un poco menos. Casi me recuerda con ciero cariño a la famosa historia de John Kennedy Toole, el desafortunado autor de "La conjura de los necios" (novela que, por cierto, no está mal). No me malinterpreten, esto no significa que vaya a leer las novelas del bueno de Stieg Larsson, sólo que su nombre me causa un poco menos de urticaria que el de Dan Brown.

Supongo que mi reticencia a leer los libros que se ponen de moda tiene que ver con un par de malas experiencias. Aún recuerdo aquel final de telenovela barata del gran éxito de ventas "La sombra del viento", con el cual batí mi récord personal adivinándolo casi 300 páginas antes de que fuera desvelado. Y a eso podríamos sumar la imposible escena del torneo de ajedrez de "El Ocho", una de las fantasmadas peor elaboradas que leí en mi vida.

Y aquí yo me pregunto: ¿cómo llegan estos libros a ponerse tan de moda? A diferencia de la ropa u otros objetos de consumo, en este caso no creo que la publicidad sea el principal motivo. En mi caso, al menos, leí las novelas que menciono en el párrafo anterior debido a recomendaciones de otras personas. En el caso concreto de "La sombra del viento" puedo atestiguar que escuché a mucha gente recomendándola. Ahora bien, yo puedo llegar a entender que veamos películas malas sólo por los efectos especiales espectaculares, pero, ¿por qué la gente recomienda estas novelas? ¿Solamente porque se leen rápido? ¿Es ese un argumento suficiente como para pasar por alto unas escenas totalemente carentes de credibilidad o unos finales previsibles y/o decepcionantes? Ahí dejo la pregunta, a ver si a ustedes se les ocurre una buena respuesta, porque lo que es a mí...

17 comentarios:

  1. Al menos no tienes que aguantar la pésima saga de "Crepúsculo". Es mala hasta más no poder, y sólo he visto la adaptación cinematográfica del primer libro. Los libros deben ser malísimos. Encoma a todas las niñatas les gusta :S

    ResponderEliminar
  2. A mi me pasa lo mismo. Yo leí Los pilares de la tierra (y me gustó) por recomendación de mi padre, que suele tener buen gusto para la literatura, pero procuro alejarme de los best seller.

    ResponderEliminar
  3. En el caso de Dan Brown, aunque su libro tenga varias carencias, hay que reconocerle que sabe generar suspenso. Añadile al suspenso la controversia con la iglesia y el opus dei (¿quién no disfruta leyendo hablar mal del opus y la iglesia?), la falsa pretensión de veracidad histórica, el jugueteo con los mitos milenarios, el coqueteo con el feminismo que también es una corriente de moda. Y ahí tienes tu bestselller. El suspenso y la controversia alcanzan para despertar un entusiasmo momentáneo, pero no para superar la prueba del tiempo.

    Harry Potter, otra saga de libros muy de moda, apuesto a que esa sí se va seguir leyendo en una década o más.

    ResponderEliminar
  4. Pienso que se ponen de moda porque uno tiene cierta confianza en los gustos de sus amigos, bueno, ejem, un poquito ;). Así, está más dispuesto a leer un libro que recomienda alguien conocido y se produce un efecto bola de nieve.

    Por ejemplo, le recomendé el Señor de los Anillos a unos amigos y ellos a otros y así siguió por unos años hasta que cayó en manos de un freak neozelandés...

    Usualmente me recomiendan de esos libros de moda y usualmente los leo, para tener tema de conversación y para saciar la curiosidad, una que otra sorpresa agradable cae (¡Canción de Hielo y Fuego!).

    ¿Alguien habrá seguido mi consejo de leer "El túnel" y "Sobre héroes y tumbas".

    Paciencia, Alan, en las próximas vacaciones toca un libro peor y te llevas nuevas sorpresas. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. @Gud: bueno, esa saga caló más entre los/as adolescentes, por suerte a mí no me agarró.

    @Nesta: Los Pilares de la Tierra a mí también me pareció más o menos entretenida. Hay tantos personajes que por fuerza alguno te termina gustando :)

    @RTB: con Harry Potter me pasó como con Crepúsculo, me agarró muy mayor. Pero sí, los best-sellers adolescentes pueden durar más tiempo porque esos temas sí que son siempre los mismos.

    @Roberto: bueno, echaré un vistazo a esa "Canción de hielo y fuego", a ver si me interesa el argumento.

    ResponderEliminar
  6. Estoy totalmente de acuerdo con este post. Odio con todo mi ser los libros que se ponen de moda. Por lo menos Harry Potter (del que me leí los tres últimos libros) atraen al público más joven a la lectura. Pero los otros no los soporto. Me ley El código Da Vinci y Ángeles y Demonios. Típicos libros que se compran en mi casa durante el verano y me los leí para después cagarme en Dan Brown. ¡Nunca máis!

    Hace años que sigo la política de sólo comprarme libros clásicos. Por lo menos es una garantía de que no pasarán de moda xD.

    ResponderEliminar
  7. Me acabó de fijar que recomendaron Canción de hielo y fuego. Precisamente hace un par de días me acabé el cuarto libro. Sólo puedo decir que es de lo mejor que he leído en mucho tiempo. Me los dejó un amigo y vale la pena leerlos. Pero por si no os apetece ventilaros 4000 páginas HBO está preparando la adaptación para la tele. Son los mismos de Los Sopranos y Roma así que tengo fe en ellos.

    ResponderEliminar
  8. "la sombra del viento" directamente no he podido terminarlo, bueno, casi ni empezarlo... me parecia aburrido a mas no poder tras solo un par de capitulos

    y "el ocho" lo acabe leyendo por presion social, todo el mundo lo leia, lo recomendaban y lo comentaban tanto que al final caes... pero si, uno espera algo mas, algo que nunca llega, y cuando acabas el libro: vaya bodrio me he tragado!!

    supongo que con los millenium me pasara lo mismo, acabare leyendolos por inercia y probablemente sean un pestiño!

    ResponderEliminar
  9. @Filoc: vale, tomo nota de CAnción de hielo y fuego. Aunque sean muchas páginas, si viene en pequeñas ediciones de bolsillo (de las que puedo leer fácilmente mientras viajo en metro) no habrá ningún problema.

    @makj: pues de momento la única persona fiable que conozco que terminó el primer libro de Milenium me dijo que es malísimo y que no piensa leerse el resto.

    ResponderEliminar
  10. Absolutamente totalmente de acuerdo con este texto. Yo también tengo una urticaria galopante con el tema de los best-sellers. Y también debido a varias malas experiencias con libros ultrarecomendados como El código Da Vinci y el mencionado El Ocho. Lo de El Ocho tiene delito, yo creo que la gente lo recomienda cuando lleva cinco páginas leídas y porque ya se lo recomendaron, pero no puede ser que les guste al terminarlo. Menuda mierda.

    Así que yo por ahora, también reniego de leer best-sellers de estos que recomienda la gente. La sombra del viento ni lo quiero tocar. De todas formas, hay algunos best-sellers que son la excepción como El médico, aunque el autor Noah Gordon siga autoplagiándose en cada libro que ha sacado posteriormente, ese libro sí que vale la pena.

    ResponderEliminar
  11. Los llamados best-sellers son libros para gente que no lee. Una persona que lleva años leyendo y profundizando en los clásicos no se los puede tragar. Lo mismo ocurre con el cine, la música y me imagino que en las artes visuales. Lo digo sin pedantería, sólo intenté Los Pilares de la Tierra y me parece un libro para niños, no pasé de la tercera página. No voy a restaurantes de diseño porque no aprecio la comida, carezco de esa sensibilidad gastronómica que reconozco en otros. Quien haya leído a Cortazar por ejemplo, no puede luego leer la trilogía de Larsson, son incompatibles.

    ResponderEliminar
  12. Marketing, supongo. Directo o encubierto, al final todo es marketing.
    Hace tiempo tenía la norma autoimpuesta de no leer ningún best-seller de los que inundan las librerías de un día para otro con la foto de su nuevo-rico-autor. Más que nada porque creía que me iba a gustar lo que le gustaba a las masas y porque prefiero contribuir a un escritor mediocre que a uno que ya ha ganado suficiente para no volver a mirar los precios en el supermercado. Pero siendo prestados leí alguno que me jodió mi escala de prejuicios. En cuanto a gustos, coincidimos. Un saludo,
    S.S.

    ResponderEliminar
  13. Qué curioso me parece todo. Aquí estaba yo intentando averiguar que libro leerme ahora, depués de haberme terminado Zig Zag Street de Nick Earls, libro que recomiendo encarecidamente (por cierto que la acción transcurre cuando se estrnó en Brisbane Australia, Balas sobre el río Boradway), y me encuentro con esta entrada tan curiosa en contra de los libros de moda. Yo personalmente leo casi cualquier cosa que me echen, muy coñazo tiene que ser un libro (bueno, novela) para que lo deje, y es que casi siempre le encuentro algo a cada uno de ellos: desde usarlo como catalizador de la conversación social, véase el best-seller de turno, a ponerlo a parir por su incoherencia histórica (aqui hablo de novelas históricas), jejejej estaba pensando que el código Da vinci, encaja en los dos :D... para viajar a lugres imaginarios, para reirme un rato.... o simplemente para pensar. Y bueno mis favoritos los que me ponen de buen humor como Driving over lemons: an optimist in Andalucía.... jeje a ver si me ponen de buen humor tus relatos, Alan.....

    ResponderEliminar
  14. Comparto tu opinión sobre los best-sellers que nos eligen por nosotros. Acabo de leer una novela de humor: Goma de borrar, que no es de las más leidas, menos de las más vendidas, pero si recomendada por el boca a boca, que acaba siendo lo más fiable. Hacia tiempo que no me reía tanto tanto con un libro, y por esta razón, porqué me ha hecho reir mucho, la quiero postular. Espero os suceda lo mismo.
    Amelia.

    ResponderEliminar
  15. Ey! Hablando de libros,uno que conozco,me gustó mucho y casi nadie que conozca ha leido es "El curioso incidente del perro a medianoche",es cortito,pero para mí merece la pena ;)

    ResponderEliminar
  16. @Bea: pues vale, me lo apunto a ver qué tal :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...