sábado, 23 de mayo de 2009

Las hijas de Egalia, una novela diferente

Tras la reflexión que hice hace algunas semanas sobre el machismo en "Sex and the City", hoy quería hacer un post sobre otro tema relacionado con el feminismo que hace tiempo que tengo ganas de comentar: la novela "Las hijas de Egalia" (de Gerd Bratenberg). La historia transcurre en un mundo fantástico que es, básicamente, igual al nuestro. La única -y fundamental- diferencia, es que el mundo de Egalia en lugar de estar dominado por los hombres, está dominado por las mujeres.

En Egalia son las mujeres las que predominan en el parlamento ("la parlamenta", ya que en este mundo el género femenino se usa tanto para la mayoría de las denominaciones genéricas como para el plural neutro), las que salen a trabajar y las que ocupan la enorme mayoría de los cargos de autoridad. Los hombres, por su parte, se encargan de casi todas las labores hogareñas, crían a los hijos y se ocupan de cuidar su aspecto físico para atraer a una mujer y conseguir casarse con ella. En el mundo de Egalia los hombres cuidan su peinado y se perfuman, mientras las mujeres se visten con túnicas que priman la comodidad por encima de todo. No existe el sujetador femenino, pero sí el "sujeta-pene", que los chicos empiezan a usar en la adolescencia.

En cuanto a la historia en sí, se centra en un chico joven que, tras ser violado (si eres hombre y estás leyendo esto, no, te aseguro que la escena no se parece en nada a una especie de fantasía como la de la peluquera rusa, de hecho es bastante desagradable) forma junto a sus amigos un movimiento de liberación "masculinista". Como ya os estaréis imaginando, el movimiento cuenta con la oposición de las mujeres, se acusa a sus miembros de homosexuales, etc. En una escena muy curiosa, los masculinistas organizan una hoguera en la que queman los "sujeta-penes" (la novela fue escrita a finales de los sesenta). En fin, lo dicho, como nuestro mundo, pero al revés.

Como lector, "Las hijas de Egalia" me pareció una novela completamente diferente a las demás. Leerla es una experiencia intersante en sí misma, no sólo por lo obvias que se hacen de repente las diferencias de género de nuestra sociedad, sino también porque te obliga a darte cuenta de hasta qué punto tienes impregnada la visión patriarcal del mundo en tu cerebro. Para mí el ejemplo más ilustrativo fue una escena en la que las familias de los protagonistas se juntan a tomar el té. Mientras las dos mujeres se sientan a hablar de política, los hombres (peinados y vestidos para la ocasión) sirven el té. Mientras leía esta escena en varias ocasiones me di cuenta de que estaba imaginando a los hombres como mujeres y a las mujeres como hombres. Tuve que corregir varias veces la imagen mental que me estaba haciendo de la escena porque invertía automáticamente el género de los protagonistas una y otra vez (y los que me conocéis ya sabéis que mi ideología no está precisamente anclada en esa visión del mundo).

Por último, y ya relacionando la novela con el tema de este blog, leyéndola también me di cuenta de que sería imposible adaptarla al cine tal y como está escrita. Los hombres vestidos con esas faldas, maquillados y rizándose las barbas serían tan ridículos que resultaría imposible tomarse la historia en serio (y la novela no es precisamente cómica). Esta idea me hizo retomar una pregunta que muchas veces me he hecho: ¿por qué un hombre vestido de mujer resulta gracioso y una mujer vestida de hombre no? Estoy seguro que tiene que ver con el patriarcado, pero no sé muy bien cómo. Habrá que investigar.

7 comentarios:

  1. Es algo genético y está ahí, nuestra mente identifica claramente la igualdad, pero nuestro recuerdo "atepasado", ese que se hereda evolutivamente juega de las suyas a veces.

    A tú pregunta suelen decir que una mujer vestida de hombre es a veces más interesante y atractiva, con el hombre ocurre al contrario, pero esto es en nuestra cultura occidental, seguro que en muchos lugares asiáticos de espaldas muchos no sabrían decir si es hombre o mujer lo que tienen delante.

    Saludos Cordiales.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante. Hay varias corrientes de feministas, una de los ejes divisorios es entre las partidarias de la diferencia y las partidarias de la igualdad. Las primeras afirman que las mujeres merecen un mejor lugar que el que ocupan en la sociedad, porque al ser distintas que los hombres, aportan un punto de vista femenino especial que puede ayudar a resolver conflictos de una manera más eficaz, etc. Por otro lado están las partidarias de la igualdad, que reclaman su rol en la sociedad con el argumento opuesto, no hay diferencias naturales ni biologicas entre la formas de pensar y actuar el hombre y la mujer, las diferencias son puramente sociales, interiorizadas desde la infancia por una educación patriarcal.

    El libro que cuentas parece resaltar la segunda postura, con la que estoy de acuerdo en un 99,99%. La historia se me hace muy verosímil, un mundo dominado por las mujeres sería igual de malo que nuestro mundo dominado por los hombres, sólo que al revés. Las historias de ciencia ficción donde el dominio femenino trae el fin a las guerras, en cambio, me parecen una tontería. Luego está Ursula Le Guin, que rompe todos los esquemas, se imagina un mundo donde los humanos son hembras o machos según las estación del año, "El lado izquierdo de la oscuridad", muy recomendable.

    ResponderEliminar
  3. Tiene que ser curioso ller una historia de ese tipo. Tiene que ser interesante.

    ResponderEliminar
  4. @Senovilla: yo creo que no es tan genético como cultural. Creo que aunque a mí, por ejemplo, no me hayan inculcado una ideología patriarcal, el hecho de que haya visto un mundo dominado por hombres desde que nací hace que me cueste imaginarlo de forma opuesta. Sí que estoy más de acuerdo con tu segundo comentario, en otras culturas quizás ocurra de otra manera.

    @RTB: tomo nota de la novela de Ursula LeGuin, a ver qué tal. Te comento que al final de Las hijas de Egalia la autora se anticipa a las posibles críticas, y justamente se hace alusión a esa corriente ideológica que dice que un mundo dominado por mujeres sería diferente.

    @Gud: mucho, como ya dije en el post, como lector es una experiencia diferente.

    ResponderEliminar
  5. Hola. Es interesante lo que comentas sobre tus pensamientos al leer la novela, cómo nos condiciona nuestra cultura. También recomiendo "La mano izquierda de la oscuridad", Ursula Le Guin especula con un mundo sin sexos entre los humanos y también defiende la idea de la ausencia de guerras en ausencia de un patriarcado (RTB612, la gente de Gueden eran hermafroditas neutros, pero una vez al mes podía potenciarse uno de sus sexos según la cercanía a otro en el mismo estado de "definición"). En esa novela se usa el pronombre "él" y las formas masculinas para hablar de los habitantes del planeta y me los imaginé más o menos como "hombres atenuados", pero un cuento ambientado en el mismo mundo, la autora lo reescribió usando "ella" y formas femeninas y me sorprendió notar que ahora me los imaginaba como "mujeres".

    "El asunto de Seggri" es otro cuento de Le Guin que ocurre en otro mundo del mismo universo y se parece hasta cierto punto a "Las hijas de Magalia", porque presenta una sociedad matriarcal, pero los hombres son sementales musculosos e ignorantes, de largas cabelleras perfumadas, que viven encerrados en castillos y casas de coito mientras las mujeres trabajan, se casan entre sí, crían a los hijos y dirigen toda la sociedad.

    Tampoco creo ser machista o partidario de segregaciones entre sexos, pero es seguro que estoy lleno de prejuicios y que la lectura de estas obras son un buen ejercicio para descubrirlos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. @Roberto: muy bien, pues me queda claro que La mano izquierda de la oscuridad es una novela que tengo que leer. Gracias por el comentario. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Estoy en total desacuerdo con vos. Este mundo no lo dominan los hombres, sino las mujeres. Si no me crees, lee "El varón domado", de Esther Vilar. Fuera de broma, gran post. Otro libro más para leer.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...