martes, 24 de marzo de 2009

Noticia tonta de la semana: estudiante castigado por tirarse pedos

Entre mi habitual lectura de las noticias más relevantes de la actualidad mundial me topé hoy con la que sin duda es la exclusiva más espectacular de los últimos años: el adolescente Jonathan Locke Jr, de Lakeland (en algún lugar de EEUU), fue expulsado del autobús escolar por tres días por tirarse pedos.

El conductor del autobús lo explicó bien claro: "Jonathan se tira pedos en el autobús para hacer reír a los otros chicos, y apesta tanto que no se puede respirar cuando lo hace". El tema puede ser sujeto a debate, ya que el colegio no tiene normas específicas contrarias a tirarse pedos en el autobús, aunque sí hay normas respecto de causar alboroto en el transporte. El adolescente, por su parte, se defendió con la excusa inevitable en estos casos: "yo no fui, fue el chico que se sienta en frente mío" (sí, en serio, esto aparece exactamente así en la noticia).

Es evidentemente una noticia relevante, y aunque algunos de sus lectores se queden sorprendidos de la atención que se le ha dado, lo cierto es que el periódico que informa de esta exclusiva hace tiempo que viene preocupándose por las flatulencias juveniles. Desde Humor por Horas queremos agradecer a este rotativo por prestar a este tema la atención que se merece.

Por nuestra parte, proponemos al instituto una serie de normas que regularicen el tema de los pedos, porque así no se puede estar. Debería generarse una tabla de castigos más o menos como la que sigue:

- Por tirarse un pedo con ruido pero sin olor: un día de castigo por distraer a los compañeros.
- Por tirarse un pedo sin ruido pero con olor: dos días de castigo por el mal olor. Se añadirá un trabajo extra de clase si el incidente se produce en un lugar cerrado durante el invierno.
- Por tirarse un pedo sin ruido pero con olor, después de haber comido legumbres: una semana de castigo, y trabajos extra en todas las asignaturas.
- Por tirarse un pedo con mucho ruido y mucho olor al mismo tiempo: dada la dificultad que el hecho en sí mismo entraña, el estudiante quedará eximido de todo castigo, a menos que se descubra que el ruido lo hizo con la boca.

Y estas son mis propuestas disciplinarias para estos casos. Seguro que así se conseguiría un rendimiento escolar mucho más ejemplar en los institutos de Lakeland.

7 comentarios:

  1. jajajaja esas normas q decis me parecen muy bien


    besitosss

    ResponderEliminar
  2. corren nuevos aires por la judicatura, ya veo

    ResponderEliminar
  3. sería bueno que castigaran a todo aquel que se eche pedos en publico. no solo a los estudiantes si no a todos.
    en mi familia hay varios graciositos de ese tipo, al principio era comico, pero ahora que el asunto ya se les hizo habito, es desagradable, no se puede estar cerca de ellos. me dan unas ganas enormes de meterles un tapon por el.... en fin, una noticia sorprendente y fuera de lo comun sin duda XD

    Saludos!
    Laura.

    ResponderEliminar
  4. @Gamar: exacto.

    @Elisabeth: gracias, si es que tengo un talento como regulador...

    @Vittt: y por el periodismo.

    @Laura: bueno, dejémoslo sólo para los espacios cerrados, que si no va a ser muy difícil aguantarse todas las flatulencias XD.

    ResponderEliminar
  5. No estaba enterado de este suceso. Menos mal que tengo a Humor por Horas para mantenerme informado del acontecer mundial. Gracias Alan, sigue así.

    ResponderEliminar
  6. La noticia es como para movilizar a los marines, la OTAN y hasta al Chiquito de la Calzada.
    Tal vez el mejor castigo sería incorporarle un tubo culo-boca, ya me entendéis.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...