No me gustó "American Beauty"

| sábado, 14 de febrero de 2009
Tal y como indica el título, no me gusta en absoluto la injustamente oscarizada "American Beauty". Eso que muchas revistas de cine del momento calificaron como una ácida crítica a la sociedad estadounidense, a mí no me pareció más que un bodrio insufrible, lento y en general muy poco creíble.

Dentro de los muchos momentos horribles de la película, quizás lo más odioso sea la dichosa imagen de la bolsita en el viento. Sí, esa puñetera bolsita de plástico a la que el inútil del friki que la filma califica como lo más bello del mundo. Como decía Dios en Family Guy: "¡sólo es una puñetera bolsa! ¡¿Acaso tienes idea de lo complicado que es tu sistema digestivo?!". ¿Crítica social? Sí, claro, porque el adolescente medio de EEUU es un anormal con expresión de psicópata que se dedica a filmar bolsas de plástico y palomas muertas, no te jode.

¿Y qué me dicen del ritmo? Personalmente no conozco a nadie que haya visto "Camino a la perdición" y no le haya parecido demasiado lenta, y recientemente estoy escuchando a mucha gente decir lo mismo de "Revolutionary Road". Entonces, si con otros filmes todo el mundo parece estar de acuerdo en que Sam Mendes da un ritmo demasiado pesado a sus obras, ¿por qué nadie es capaz de notar que con "American Beauty" ocurre exactamente lo mismo? Pensemos, por ejemplo, en cuando el protagonista se hace esas pajas mentales con el personaje de Mena Suvari. ¿Hace falta que veamos tanto tiempo el puñetero plano de los pétalos de rosa? Con la mitad ya nos habríamos dado cuenta de la regresión cuasi-pedófila del personaje. O en la misma escenita dichosa de la bolsita de plástico. Con mantener ese plano la cuarta parte del tiempo que aparece en pantalla ya nos habríamos dado cuenta de lo insufriblemente pretencioso que es el guión en ese tema. Mantener el plano más tiempo del necesario es como si una persona te repite una y otra vez una frase que ya entendiste en un primer momento. Al final te entrarán ganas de abofetearla, o al menos de gritarle: ¡ya entendí, cállate de una vez, deja de repetir lo mismo!

Y por supuesto, al guión no le podía faltar algún tópico de esos que sirven para restar credibilidad al conjunto de la historia. En este caso, se trata de los gays perfectos, un estereotipo de personaje cinematográfico que adquirió gran popularidad en los noventa. Si en los ochenta los homosexuales no eran más que locas reinonas que sólo servían como personajes cómicos, en la década siguiente pasaron a ser la persona ideal, sanos, limpios, guapos, sensibles... El vecino que todo el mundo desearía (nótese que a día de hoy sigue siendo difícil encontrar personajes gays en la ficción que no caigan en ningún carácter tópico por motivo de su orientación sexual). Así que en "American Beauty" tenemos a esa adorable parejita gay que da la bienvenida a sus nuevos vecinos y sale a hacer ejercicio cada mañana. ¿Crítica social? Sí, claro, el mensaje de la crítica social es: la clase media suburbana estadouniense es una panda de desquilibrados mentales, excepto los gays, que son perfectos.

¿Y el mensaje final de la película, cuál es? ¿Que si sufres una regresión a la adolescencia y te pones a trabajar en un McDonald´s y a ligar con la amiga de tu hija al final alcanzarás el equilibrio y la paz mental? ¿Que si tienes un vecino psicópata y homófobo es mejor no besarlo no vaya a ser cosa que sea un gay reprimido y te pegue un tiro? ¿Que las bolsas de plástico son lo más bello del mundo? Sí, claro. Entonces me imagino que los guionistas habrán aprovechado lo que ganaron con la película para comprar miles y miles de bolsitas de plásitco, y ahora vivirán en un casa llena de bolsitas que será su paraíso personal. Si es que hay tanta belleza en el mundo, que a veces no sé por qué perdí mi tiempo viendo este bodrio de película.

-----------------------------------------------

Cualquier parecido entre este posts y estos dos de Asteroide Humor no es pura coincidencia.

17 comentarios:

Filoctetas dijo...

Que raro, nunca me parecieron lentas ni Camino a la perdición ni American Beauty. Por cierto, mi hermana tenía unos vecinos gays en Inglaterra calcados a los de esa peli, será que en España somos más cutres xD.

P.D. El armario de mi cocina está petado de bolsas de la compra, me voy a meter dentro un rato a ver que pasa. Espero ser el mismo al salir.

Atrus dijo...

Alan, discrepo de tu comentario, si bien es cierto qur American Beauty no mereció el oscar (estando El Sexto Sentido o El Dilema...) y que resulta evidente que Miramax compró los premios, notar que le dieron el oscar a la mejor fotografia, y yo me pregunto ¿como es posible? que tiene de especial, comparada con Sleepy Hollow, por ejemplo...
Pero tampoco es tan mala...y lo de los gays.. si el guionista es gay y el director, etc. que esperabas?
Además las bolsas de plástico vienen bien para poner las zapatillas cuando vas al gimnasio, o la ropa sudada cuando sales

Alan dijo...

@Filoc: me soprendes con lo de Camino a la perdición, sos la única persona que conozco que me dice que no le pareció lenta.

@Atrus: efectivamente, tanto El Sexto Sentido como El Dilema eran mucho mejores, y lo del Oscar a la mejor fotografía fue uno de los que más cantaron aquel año (el año, por cierto, en que dejé de hacer caso a esos premios). Por cierto, si bien los guionistas eran gays (aunque eso también podría haber sido un motivo para que huyeran de los tópicos), el director Sam Mendes, hasta donde yo sé, es hetero. De hecho, tengo entendido que está casado con Kate Winslet. Sobre lo de las bolsas de plástico, es verdad, admito que para la ropa sudada en el gimnasio resuelven.

RTB612 dijo...

A mí si me parece que la película crítica a la sociedad y lo hace en forma interesante. De acuerdo contigo que la crítica al "nazi homófobo y amante de las armas que en realidad es un gay reprimido" es bastante simplista y quizás algo exagerada, pero en EEUU siguen habiendo unos cuantos retrógadas que merecen un tirón de orejas. Igual la principal crítica es contra la familia burguesa de los suburbios tan enfocada al éxito profesional y preocupada por mantener las apariencias, que se olvida de todo lo que de verdad importa y mantiene una vida familiar disfuncional. La tragedia está en que la alternativa que adopta el padre, esa regresión adolescente, tampoco es mejor que el estilo de vida con el que quiere romper.

Lo de la bolsa me parece una linda metáfora, de como lo bello está en las cosas simples, las cosas que la gente suele desechar, las cosas en las que de tan simples suelen pasar desapercibidas. Para lograr un efecto cómico vos interpretás la escena de la bolsa de manera absurdamente literal.

A mí no me parece que la película sea demasiado larga ni insistente. Y las escenas que tu consideras largas, a mi me parece que se toman el tiempo necesario para generar el ambiente. No es un mensaje repetido varias veces, es un estado de ánimo.

"Camino a la perdición" tampoco me resultó lenta. De hecho ni se me había ocurrido que fuera lenta hasta ahora que lo mencionas.

Alan dijo...

@RTB: en mi opinión, una crítica social tiene que implicar factores y condicionantes de tipo social. En "American Beauty" se nos muestra la historia individual de un familia formada por una histérica y un tipejo con un terrible complejo de Peter Pan. Ambas personalidades neuróticas se podrían dar en casi cualquier sociedad de las que conocemos. En cuanto a la otra familia, están demasiado desequilibrados como para representar a la típica familia estadounidense.

La idea de que lo bello está en las cosas simples es más vieja que el hambre, y ya era una gran hipocresía antes de que los guionistas de esta película la trataran de esa forma TAN pretenciosa. Y los estados de ánimo también se pueden transmitir de forma más sintética, a menos que lo que se quiera transmitir sea justamente el tedio.

En cuanto a "Camino a la perdición", vale, a partir de ahora diré que sólo me dijeron que es lenta y pesada todas las personas con las que hablé de esa película en persona.

Miguel Ángel dijo...

A mi tampoco me gustó American Beauty. Algún día la veré para poder opinar sin criterio.

Public enemy dijo...

A mi no me gustó tampoco al igual que tampoco me gustó Forrest Gump. Para mi dos películas oscarizadas a las que les encuentro "la miga".

Public Enemy dijo...

"a las que no le encuentro la miga" quise decir

Atrus dijo...

Forrst Gump es una de las mejores peliculas de todos los tiempos, y ponerla en el mismo saco de American Beauty es una falta de respeto.

senovilla dijo...

A mi tampoco.

Saludos Cordiales.

GatoWeb dijo...

Joer pues a mi me gusto, sobre todo aquel trozo en el que cuenta a su jefe lo que hace en el trabajo, es cierto que es algo simple. Y la escena de la bolsa es una mierda, pero la música de esa escena me encanta. Por cierto, a mi Forrest Gump me parecío un asco, además comparada con el libro aun es peor.

Alan dijo...

@Miguel: emmm... Vale, esa es la actitud correcta.

@Public Enemy: pues a mí Forrest Gump sí me gusto (quizás no tanto como a Atrus, pero me reí a gusto), aunque pelis oscarizadas que no me gustaron hay muchísimas.

@Gatoweb: ¿en serio te gustó más el libro de Forrest Gump que la película? Todo el mundo me dijo lo contrario. ¿Lo de Forrest Gump en el espacio no te pareció demasiado fantasmal?

RTB612 dijo...

Me encanta Forrest Gump y reto a un duelo de pingpong a todo el que ose criticarla.

Anónimo dijo...

algún día tú también te pajearas por la mañana en la ducha mientras tu mujer duerme en la cama y verás como entiendes la película

Alan dijo...

@Anónimo: joder, espero que no. Aunque de hecho, si me pasara eso creo que la película me gustaría menos aún. Al fin y al cabo, uno va al cine a evadirse de la realidad, no a verla otra vez.

Filoctetas dijo...

jajaja, que grande el anónimo éste xD

Anónimo dijo...

Una de las peliculas mas profundamente espirituales q he visto en mi vida. como dice el protagonista al final. no tienen idea alguna de lo q ablo estoy seguro, pero no se preocupen, la tendran algun dia.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...