jueves, 12 de febrero de 2009

Figueres y las sillas para mirar la pared

El domingo pasado estuve en la bonita población de Figueres, a una hora y media de Barcelona. Mientras caminaba por el centro histórico no pude dejar de fijarme en una peculiaridad de una de sus calles. Como una imagen vale más que mil palabras, aquí está la foto:

La cuestión es, ¿por qué han pegado la silla al suelo precisamente en esa posición? ¿TAN interesante es esa pared que un ciudadano tiene que sentarse ahí para poder admirarla tranquilamente?

¿Y qué me dicen de estas dos sillas? ¿Las habrá mandado poner el dueño de esa casa, para que sus amigos lo esperen con calma cuando lo van a buscar? ¿Tanto tarda en arreglarse para salir? ¿O es que está especialmente orgulloso de la puerta de su casa?

En fin, parece que el mobiliario urbano no siempre tiene explicaciones lógicas. En otro orden de cosas, tengo que decir que el famosísimo cuadro de Dalí "La persistencia de la memoria" es, en persona, MUCHO más pequeño de lo que uno podría pensar.

8 comentarios:

  1. xD yo hace iempo k deje de intentar en contrarle sentido a la disposicion de ciertos objetos,jeje.
    A "La persistencia de la memoria" le pasa lo mismo que a " La Gioconda",cuando los ves en el museo son muchisimo mas pequeños de lo que uno se imagina.

    ResponderEliminar
  2. no es tanto que estén de cara a la pared, como de culo al mundo! toda una declaración de intenciones municipal. estoy por ir al ayuntamiento a que le den la vuelta a los bancos de mi pueblo.

    ResponderEliminar
  3. Pues anda que el pueblo ese que le puso un tejadito o algo parecido a un reloj de sol.

    ResponderEliminar
  4. Supongo que en el pueblo de Dalí tiene sentido encontrar algunos surrealismos.

    ResponderEliminar
  5. En la foto de arriba falta claramente una silla porque se nota en el suelo, hay que ver como es la gente que aprovecha hasta el mobiliario urbano. Seguro que el que se ha llevado la silla después fue a un parque a llevarse un banco para así tener el juego completo en su salita, y espera también que no falte una farola. Algunos habrán pensado que poniéndole unos cojines son la mar de cómodos.

    En cuanto al porque de la disposición de las sillas no le veo sentido salvo que en esos pisos vivan las conejitas del play boy.

    Muy curiosas las imagenes. Ahora ya sé que en Figueres hay sillas en la calle que miran a la pared, que tampoco es que sirva para mucho pero es mejor saberlo que no saberlo, por lo menos sabes que en Figueres te puedes sentar por las calles.

    ResponderEliminar
  6. @Bea: pues de hecho es incluso más pequeño que La Gioconda, así que peor aún (bueno, al menos para mí, porque como La Gioconda nunca me gustó mucho me daba igual que fuese pequeño).

    @Vittt: sí, no lo había visto así, pero tienes razón. Son las sillas antisociales.

    @Filoctetas: huy, eso lo tengo que buscar.

    @RTB: muy bueno, no sé cómo no se me ocurrió.

    @Miguel: ¿cómo que no sirve para mucho? Saber que en Figueres hay sillas que miran a la pared es lo más importante de este mundo. Esta información garantizará tu futuro personal y profesional, y hará de ti una mejor persona. No lo dudes.

    ResponderEliminar
  7. mmm
    podria ser q la gente no tiene nada q hacer y por eso ponen las sillas a las afueras de sus casc {-.-} o podria ser q les gusta tener algo con q tropezarse cuanod salgana a la calle
    como sea es muy interesate saber en q los demas usasn sus sillas no??

    cuidense!!!

    ResponderEliminar
  8. estoy haciendo un proyecto para la carrera y se me ocurrio hacerlo de estas sillas, que yo antes de leeros, ya habia denominado como sillas antisociales(curioso a la vez de aterrador), pero desde luego nada como estas de Figueres, espectacular, ; en madrid las ponen separadas, para que la comunicacion sea inviable, por lo que he decidido poner telefonos hechos con yougures e hilo, para armar al ciudadano, e invitarle a comunicarse con el vecino.gracias.luis.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...