martes, 27 de enero de 2009

El Papa Natzinger y sus geniales decisiones

¡Qué bueno es el papa Natzinger! ¡Cómo me gusta tenerlo a la cabeza de la iglesia! Por fin los ateos y los herejes tienen a alguien realmente duro contra ellos, que no sólo les resulta completamente odioso en todo su ser, sino que además les demuestra con su continuo retorno a la tradición más antigua del catolicismo que no dará nunca su brazo a torcer en su lucha contra los amantes del feminismo, la libertad de expresión, la homosexualidad y en general todos los males infernales de este mundo.

Porque, seamos sinceros, con el bueno de Karol Wojtila (a.k.a. Juan Pablo II, a.k.a. el que se quedaba dormido mientras hablaba) uno no se emocionaba igual. Con esa carita de abuelete con sueño, ¿quién podía tenerle miedo? Pero en cambio, cuando nuestro amigo Natzinger decide reincoporar a la iglesia a los lefebvristas, entonces es cuando todos decimos: ¡bien hecho, santo padre!

Al fin y al cabo, ¿qué había hecho esta gente para ser apartada tan bruscamente del catolicismo? ¿Decir que no existieron las cámaras de gas? ¡Pero si está claro que no existieron! Eso no es más que un invento de los sabios de Sión para conseguir que a Steven Spielberg le dieran el Oscar que no conseguía con tiburones y extraterrestres. ¿Qué otro argumento defienden? ¿Que las mujeres no deberían llevar pantalones ni mini-faldas? ¡Pues claro que no! Eso desvía la atención de los obispos, y no les permite concentrarse en los niños, que deben ser la auténtica preocupación de la iglesia, como todos sabemos.

Así pues, muy bien por el Papa Natzinger, que sigue demostrando los frutos de su buena educación en las juventudes hitlerianas. Después de recuperar el rezo que pedía la conversión de los judíos y de criticar al Islam, ahora se acerca a estos buenos revisionistas históricos y les da todo el respeto que se merecen. En mi humilde opinión, sólo falta que recuperemos la inquisición, a ver si mandamos a la hoguera a todos los defensores del orgullo gay, a las feministas y a unos cuantos herejes más. Si es que se lo están buscando.

9 comentarios:

  1. Juan Pablo II se debe estar retorciendo en su tumba. Pero qué importa, el verdadero santo fue Pio XII, que tan condescendiente fue con su mentor Adolfito, no sé por qué Ratzinger se demora tanto en canonizarlo.

    ResponderEliminar
  2. Increíblemente opino lo mismo que @RTB612

    El buen Pio XII, que por que no lo maten no decía nada cuando los Nazis estaban en Roma....

    ResponderEliminar
  3. Te dejo un recado Mister Satanas.. dice que la calefaccion en tu suite privada ya arranco, y que tu reservacion esta confirmada.

    ResponderEliminar
  4. @RTB y Walter: hacía falta una burrada así de grande para que estuvieran de acuerdo. La verdad es que es difícil no estarlo.

    @Saida: ¡qué suerte! Gracias por avisar, ahora ya no tendré que llamar para confirmar la reverva :)

    ResponderEliminar
  5. A mi solo me van papas a la crema o fritas
    Un saludo desde muy lejos.

    ResponderEliminar
  6. Que susto acabo de llevar al ver el título de la entrada, por un momento he leido:

    El papa Natzinger y sus genitales decisiones.

    ResponderEliminar
  7. Hombre, Bienadicto desde que dejó que le palparan los genitales (supuesta tradición desde que pasó lo que pasó con la supuesta Papisa Juana) no ha parado de soltar perlas. Ésta ya es el culmen porque nadie decente puede entenderla.

    ResponderEliminar
  8. Se me olvidaba, hay una entrevista por Youtube, en la que se basa en lo que dijo un experto en cámaras de gas. Al final resulta que no era ingeniero ni hostias. Pero lo gracioso de la entrevista es cuando mira para los lados y le dice al entrevistador que no le cuente a nadie lo que acaba de decir (estaban en Alemania y allí es delito negar el Holocausto).

    ResponderEliminar
  9. @Manolo: ufff, de los genitales del papa prefiero no hablar.

    @Filoc: insisto, de sus genitales prefiero no hablar. Curioso lo del vídeo, lo buscaré a ver si puedo comentarlo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...