martes, 9 de diciembre de 2008

Microrrelato: la última comida

Al condenado a muerte le preguntaron qué quería para su última comida.

- ¡Quiero comérselo a la mujer del gobernador! - grito el reo.

Era la primera vez que un condenado solicitaba hacer un cunilingus en lugar de pedirse la típica langosta con "crêpe suzette" de postre. Nadie se lo esperaba, pero lo cierto era que la ley no permitía ejecutar a nadie sin consederle la última comida que él expresara.

Dos horas después de la extraña petición, y a pesar de las desconsoladas lágrimas de su mujer, el gobernador decidió indultar al condenado.

3 comentarios:

  1. Jaja, muy bueno

    Por cierto:
    "© Humor por Horas | Este feed es de uso personal. Si lo copias automáticamente en tu blog sin pedirme permiso, enviaré a un caniche rabioso para que te muerda los genitales. Avisado/a estás." ¿Y la cc-by-nc-sa? Porque lo iba a poner aquí aunque la verdad es que eso lo uso para el apartado "Últimas entradas leídas (y recomendadas)" de mi blog...

    ResponderEliminar
  2. @Chixpy: una cosa es el post del blog y otra cosa el el feed. Puse específicamente lo de "copias automáticamente" porque estoy leyendo a muchos bloggers que comentan que les copian los feeds mediante un robot y los publican en otros blogs que, con buenas tácticas SEO, llegan a aparecer en Google por encima de los originales. De todas formas, puede que cambie "pedirme permiso" por "citar el original", que al fin y al cabo es lo que me interesa.

    ResponderEliminar
  3. Vale, ya lo puse de forma que quede más acorde a la licencia CC del blog. A ver cómo queda con la próxima actualización.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...