miércoles, 17 de diciembre de 2008

Carta abierta del ejecutivo discográfico perfecto

Soy el ejecutivo discográfico perfecto, y desde este espacio quiero reivindicar mi talento y mi importancia fundamental para el mundo de la música. Yo soy el que promociona a adolescentes sin formación, que apenas pueden cantar, para que se conviertan en ídolos masivos de las adolescentes. Soy el que convence a chicas de 16 años para que se implanten siliconas en los pechos y también soy el que graba discos a toreros o a gente salida de programas como "Gran Hermano".

Yo soy el que en los sesenta consiguió que los Monkees llegaran al número uno a pesar de que dos de ellos ni siquiera sabían tocar un instrumento cuando se formó el grupo. Casi treinta años después conseguí algo incluso mejor: Milli Vanilli me hicieron ganar millones, y se llevaron un Grammy sin siquiera cantar una canción (todo era playback).

Yo soy también el que discutió con Meredith Brooks porque si en la foto de la portada de su disco salía con la guitarra colgada no se le veía bien el escote. En definitiva, yo soy el que, con la inestimable ayuda de la MTV, consiguió que los feos dejaran de grabar discos.

Yo hice todas esas cosas tan valiosas para la música, y muchas más. Hice tantos remixes de viejos éxitos que ya perdí la cuenta. Hice que las mayores obras de la música clásica se remezclaran con ritmos sintetizados para que sonaran como canciones "dance" de nuestra época. Lancé recopilatorios dobles con una única canción nueva y a precio de oro, y obligué a cientos de músicos a cambiar sus composiciones para que se adaptaran a la moda del momento.

Y a pesar de todas estas nobles acciones, que tanto bien han hecho a la música, tú, vil internauta, quieres que mi profesión desaparezca. Mediante el diabólico P2P y las descargas directas pretendes llevarme a la ruina. ¿Por qué eres tan cruel? ¿Es que acaso odias el arte? ¿Acaso no te das cuenta de que si yo no estoy tendrás que buscar tú mismo la buena música, porque ya no tendrás quién te diga qué escuchar y qué no? ¿Es que no aprecias tu gran aportación a la economía cuando pagas por un CD diez veces su valor real? ¿Es que no valoras el dinero que me gasto en promoción para que los medios repitan una y otra vez la misma canción hasta que su estribillo te taladre la cabeza?

¿Piensas tal vez que los artistas no me apoyan? Pues te equivocas. Fijate si no en Weird Al Yankovic, que en una canción dice literalmente: "Don´t download this song". ¿Eso será que no lo quiere, verdad? Aunque... Weird Al siempre fue un músico de parodias... Y el videoclip en que ponen a un crío a picar piedras por descargar canciones parece una exageración cómica... ¡Mierda! ¡Jodidos comediantes y su maldita ironía!
----------------------------------------------------------

ACTUALIZACIÓN: me añado a la campaña de Google Bombing contra la campaña del gobierno "si eres legal" con el enlace que acabo de colocar. Más información en "sin dinero".

4 comentarios:

  1. Muy bueno. Quitaría el final, desde donde dice que Weird Al es un músico de parodias, mejor no explicarlo, mejor que el lector reconozca la ironía por sí mismo.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno!! hay q ser pirata, q se joda la sgae, q aun por encima te mandan detectives a tu boda...

    Enhorabuena por el blog!!!

    ResponderEliminar
  3. @RTB: pues sí, es probable que tengas razón. A veces me defiendo demasiado de quienes puedan no captar la ironía a la primera.

    @Telémaco: gracias.

    ResponderEliminar
  4. Lo que peor he llevado siempre es pagar un alto precio por algo que no merece la pena.
    O bajan y moderan los precios o emule,vuze y demás programas serán el pan de cada día para muchos usuarios que no se pueden permitir tirar su dinero.

    Saludos Cordiales.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...