miércoles, 8 de octubre de 2008

Usted tiene dos vacas: la crisis económica

En Internet el humorístico teorema de las dos vacas es ampliamente conocido. Después de verlo aplicado a ciencias, religiones, filosofías, artes y todo tipo de disciplinas, creo que se puede utilizar también para ilustrar la actual crisis económica internacional (si no la comprendes mucho, te recomiendo ver este video). Veamos algunos ejemplos, basándonos en la situación de cada uno de los actores:

- Banqueros: usted tiene dos vacas que le guarda a su vecino. Se las presta a un hombre que quiere montar una granja. El hombre pierde su empleo y se come la carne de las dos vacas para sobrevivir. Usted se queda la granja pero esta vale menos que las dos vacas. Usted pide al gobierno que le garantice dos vacas nuevas, porque si el vecino viene a reclamarlas y ve que no están se va a armar la de Dios.

- Especuladores financieros: usted no tiene dos vacas, pero vende derechos sobre las ubres basándose en que la leche siempre sube de precio. A alguien se le ocurre ordeñar a las vacas, y resulta que la leche está agria. Los derechos que usted vendía ya no valen nada, y la bolsa se desploma. Usted pide miles de millones de vacas al gobierno para evitar el colapso de la leche.

- Altos directivos de las instituciones financieras: usted controla dos millones de vacas que no son suyas. Bajo su mando, a todas las vacas les llega el mal de las vacas locas y granjas enteras se van a la quiebra. A usted lo despiden, pero le dan doscientos millones de litros de leche como indemnización.

- Inmobiliarias: usted tiene un matadero. Un montón de granjeros (con dos vacas cada uno) vienen a sacrificar el ganado y le pagan comisiones por vender la carne. De repente, la carne está tan cara que la gente no puede pagarla y se vuelve vegetariana. Usted se va a tomar por culo.

- Gobierno: usted tiene el monopolio de la emisión de terneros. A los ciudadadanos que tienen dos vacas, usted les garantiza el 100% de la leche de la primera vaca, y el 90% de la segunda. Todo para que los ciudadanos no se den cuenta que toda la leche está agria, porque como eso pase dejarán de consumirla, les bajará el calcio y vendrá el caos social.

- Ciudadano medio trabajor: usted no solamente no tiene reses, sino que por no tener, no tiene ni un hámster. El banco le presta a usted una vaca, pero como el interés de la leche aumenta, a usted le da una intolerancia a la lactosa tan grave que no puede devolver nada. Usted entra en una lista de morosos mientras el gobierno utiliza el dinero de sus impuestos para comprar más vacas para los banqueros. Debido a la crisis de la carne, a usted no le renuevan el contrato en la granja.

6 comentarios:

  1. Me saco el sombrero, está genial. Pensaría como agregar a los corredores de bolsas y a los pensionistas cuyas pensiones estaban invertidas en los bancos fundidos.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. cuando cambié mis dos vacas por un buitre me llamaron loco. loco. muahahahhahahahahahhahahahaa...

    ResponderEliminar
  4. Genial. Llevo riendo desde ayer

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...