lunes, 3 de diciembre de 2007

Manipulación sutil


Ya sé que probablemente te habrás pasado toda la vida pensando que los dependientes de las tiendas formaban parte de una secta, una agrupación secreta dedicada a manipular las mentes con sutiles técnicas ocultas, para lograr la dominación mundial. Sin embargo puedo asegurarte que eso no es cierto. Nos limitamos a las artimañas estrictamente necesarias para ejercer nuestro trabajo. Por ejemplo:


Cuando el reloj es muy grande:


- Es que ahora se llevan grandes, es la moda. Y te queda muy bien (aunque sea una chica delgadísima con un reloj más grande que su puño, eso es secundario).


Cuando un hombre pregunta por un reloj de mujer (o viceversa):


- Es unisex, ahora es lo que se lleva. Y se ve muy chulo (aunque sea tan ridículo como el caso que comenté dos entradas más abajo).


Cuando preguntan por la marca, y la marca es una porquería:


- La relación calidad/precio está muy bien. Tiene DOS años de GARANTíA (lo diré con mucha seguridad y énfasis, aunque en realidad, TODOS los relojes tienen al menos dos años de garantía, la ley europea los obliga; pero el cliente no tiene por qué saberlo, y de hecho, nunca lo sabe).


Cuando preguntan por la marca, y tiene máquina japonesa:


- Está muy bien, tiene máquina japonesa fabricada por CITIZEN, que es una marca muy fiable (parcialmente cierto, aunque teniendo en cuenta que CITIZEN fabrica el 90% de las máquinas de relojes del mundo, no es que esto sea precisamente un criterio diferencial, pero una vez más, el cliente no lo sabe).


Cuando preguntan por qué el reloj más caro es más caro:


- La máquina está hecha en Suiza, y eso es siempre un valor añadido (el 99,99% de los clientes jamás notarán la diferencia de precisión entre una máquina suiza y una japonesa - o incluso china -, pero el snobismo es muy poderoso).

- Lo que estás pagando es el diseño (horrible y hortera, pero te diré una y otra vez lo bonito, impactante y original que es: "con ese reloj no pasas desapercibido").

- Es la nueva colección (lo que significa que hay que pagar lo que la marca invirtió en la última publicidad, aunque el reloj no tiene NADA más caro que el de la temporada pasada).



Hay muchas otras formas, pero no quiero alargar demasiado esta entrada. Sólo decir que, aunque no podamos mentir, las valoraciones subjetivas que podemos hacer en una tienda abarcan un gran abanico de posibilidades. Así que cuando vayas a comprar, no preguntes nada que no tenga una respuesta clara, única y objetiva. Aunque sepas que el dependiente te quiere vender a toda costa, no eres inmune a sus comentarios, te lo garantizo.

3 comentarios:

  1. Hola Alan, gracias por tu comentario... yo seguiré tu blog, que parece interesante porque no sé nada de relojes, aunque me encantan. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Bueno alan, soy otro al que dejaste un comentario y te saluda jaja. El articulo esta biem, pero no cambia que odie a los tenderos. Siento la parte que te toca, pero esque... me parecen casi igual q los taxistas, ¡parecen clase obrera pero no se les nota XDDD!.

    Todo esto con humor. Salud

    ResponderEliminar
  3. Yo llegué a vender un par de deportivas (marca New Rock, si las conoces ya sabrás su elevado precio) de colores distintos.... una era sutilmente verdosa y la otra azulada. La verdad es que desconozco si eran de pares distintos, pero las vendí juntas diciendo que al estar en el expositor una se había aclarado un poco con el sol. Costó hacer esa venta porque el cliente al principio no las tenía todas, pero al final se fue la mar de satisfecho con la compra xDDD.

    Y con las chaquetas de cuero de 700 € también me divertía mucho, especialmente cuando vendí dos en una semana después de que la anterior dependienta dijera durante 3 meses que no estaban en venta (por perrería de subir al almacén a buscarlas...).

    Qué buenos recuerdos xDD.

    Saludos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...