miércoles, 12 de diciembre de 2007

Acero de primera ley

Es curioso como, cuanto menos sabe una persona sobre algo, más categóricas son sus afirmaciones sobre ese tema. Hace poco comenté el caso del joven que aseguraba que un reloj automático no puede ser analógico. Muy bien, pues ayer mis compañeras se encontraron con uno que lo supera.

El cliente en cuestión le pide a mi compañera que le muestre un reloj Marc Ecko, una marca de relojes bastante llamativos (moda "bling-bling", según me comentó una amiga que se dedica a ese tema). La pieza en cuestión es un reloj todo de metal, en cuya esfera se dibuja una calavera con brillantes (¿serán circonitas? ¿cristales de Swarovzky? Da igual, lo importante es que la calavera del reloj se puede ver a un kilómetro de distancia). Como el de la foto, pero todo de metal. Cuando el cliente se lo prueba, le resulta muy liviano, lo cual le llama la atención.

Al principio mi compañera piensa que el cliente tiene miedo de que el metal del reloj sea cromado, es decir, que con el tiempo pueda perder el brillo. Entonces ella se dispone a comprobar la parte de atrás de la caja, para ver si indica que el reloj es todo de acero inoxidable (por cierto, sí que lo es), pero el cliente dictamina sentencia mucho antes: este reloj no es de acero de primera ley. ¿Alguno de ustedes escuchó alguna vez hablar de acero "de primera ley"? Yo tampoco, y trabajo todos los días rodeado de relojes de acero. Evidentemente, este hombre se está confundiendo con la plata. Mi compañera (que además de trabajar en una relojería, es joyera) intenta explicarle con toda delicadeza que no existe el acero "de primera ley". Pero por supuesto, a un ignorante no se le puede hacer ver su ignorancia, porque su reacción suele ser la reafirmación exaltada de su propio desconocimiento. Nuestro elemento se ofuscó tanto que llegó a afirmar que "el acero es un mineral, que extraían los antiguos egipcios". Y punto. Está clarísimo, ¿no? Si es un mineral que extraían los egipcios, tiene que existir la versión "de primera ley", no hay duda. Amigo, acabas de cruzar la fina línea entre la inocente ignorancia y la radical estupidez.

Por supuesto que el acero no es un mineral, sino una aleación de hierro y carbono, a la cual los antiguos egipcios no llegaron ni en sus mejores sueños. Por supuesto que la historia antigua de un determinado metal, no tiene nada que ver con que se lo denomine "de primera ley". Pero, ¿cómo explicar todo esto a un energúmeno que se encarceló a sí mismo en su propia tontería? Ah, por cierto, el reloj era un poco más ligero que otros de acero inoxidable, pero sólo porque no tiene crono (menos maquinaria = menos peso) y porque el army es más bien fino. ¿El acero? De primerísima ley, por supuesto, y los cristales también, ya que estamos.

10 comentarios:

  1. MiLi (http://bocadosderealidad.wordpress.com/)12 de diciembre de 2007, 23:18

    Jajaja...qué frikiiis...debes ver cada cosa por ahí! Muy bien lo de Bling-Bling ;) Has visto que bien te ha quedado? así como, específico... :P
    P.D: Me gusta el nuevo look de tu blog!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario. Hay que ver, tuve que citarte, pero al final conseguí que estamparas tu firma por aquí (si es que las diseñadoras de moda os hacéis de rogar XD).

    P.D: Gracias, me alegra que te guste. Lo cambié sobre todo porque el fondo negro cansa más la vista para la lectura, pero si además quedó bien, entonces genial :)

    ResponderEliminar
  3. Dios, como odio a esa gente...

    Por cierto, aún a riesgo de convertirme en uno de ellos te comento que a mí personalmente me cansan más los fondos claros, es como estar mirando a una bombilla.

    De echo, en la empresa pasaron los de seguridad laboral y nos contaron que teníamos que bajar el brillo para no dañarnos la vista, además de darnos la posturita para no forzar la espalda.

    ResponderEliminar
  4. Armando, gracias por el post, se lo pasaré a la gente que conozca con blogs en otros sitios.

    Petur, la verdad es que estaba mirando foros por ahí, a raíz de tu comentario, y hay muchas opiniones diferentes al respecto. Aunque la teoría dice que es mejor letra oscura sobre fondo claro, hay muchos que comparten tu opinión. De todas formas a priori lo dejaré así, porque personalmente, cuando leo las letras blancas sobre fondo negro, luego cierro los ojos y veo las líneas blancas como un código de barras. Me resulta bastante molesto, la verdad. Lo del brillo sí que lo comparto, por eso probé estos colores tan suaves, que espero que no sean demasiado molestos.

    ResponderEliminar
  5. El ignorante afirma, el sabio duda y reflexiona. Aristóteles dixit

    ResponderEliminar
  6. era un bobo de primera ley jajaj
    buen blog, que siga asi, saludos

    ResponderEliminar
  7. Hola: gracias por pasar por mi blog, ahora entiendo por que te gusta instrucciones para dar cuerda al reloj de Cortázar.
    Genial lo del acero de primera ley , hay cada cosa jaja.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. A mi me gustaría tener un reloj de esos, y si es sumergible, se puede chupar y encima es automático mejor que mejor. Y por favor.. con una correa roja y que sea ladies.

    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  9. Jaja, buenisima la anecdota.

    Un saludo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...